BienvenidaMensaje del Día

Agua de Vida

Juan 4:14 – pero todos los que beban del agua que yo doy no tendrán sed jamás. Esa agua de vida se convierte en un manantial que brota con frescura dentro de ellos y les da vida eterna.

A través de la historia, la presencia del agua ha sido tanto vivificante como estratégica. Ya sea que una persona viva en clima seco o tropical, el agua es una necesidad esencial. En un clima seco y árido, saber dónde hallar agua puede significar la diferencia entre la vida y la muerte.

De igual manera, nuestra vida espiritual tiene ciertos elementos no negociables. Jesús, al encontrarse a una mujer samaritana sedienta espiritualmente, le declaró que solamente Él podía proveer agua viva diciendo así “más el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás”. Con esto Jesús quería decir que cualquiera que creyere en Él y en Dios el Padre, y velará por seguir sus mandamientos, vendría a ellos gratuitamente el regalo del Renuevo de Dios. Por cuanto sabemos que fue enviado con el propósito de traernos nueva vida.

Mis queridos hermanos y hermanas en Cristo, necesitamos desesperadamente el sustento que solo proviene de Jesucristo. Nuestras almas deben estar sedientas de Dios y de su cercanía. Solamente Él debe ser el deseo primero de nuestros corazones y debemos adorarle por siempre. La promesa es que todo aquel que cree en Él y descansa en su amor, recibirán en sus espíritus el principio de Nueva Vida el cual crecerá en sus corazones como una fuente, surgiendo a la Vida Eterna.

Que el Señor te ayude, guíe, guarde y su rostro te ilumine a medida que le digas. En el nombre de Jesús, Amén.


ShareShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
Previous post

No juzgues a los demás

Next post

Descansa sólo en Dios

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.