BienvenidaMarcelo Rodríguez MarelVideos

Persecución por la Fe Cristiana

Buenas tardes.

Dios te bendiga, una vez más aquí, compartiendo contigo las verdades de Dios. Y un tema que realmente es doloroso inquietante, es la persecución por cuestiones de fe, por cuestiones de creencia, por cuestiones religiosas.

Siempre ha existido, desde que existió el ser humano, desde que el hombre salió del Edén siempre, aquellos que intentaban estar cerca de Dios y hacer las cosas como Dios quería, sufrían de alguna u otra manera persecución, aun el mismo Jesús fue perseguido, esto no tiene nada que ver con tener poder de Dios o no tener poder de Dios, no tiene nada que ver con, con si Dios me ama más o me ama menos, hay cosas que quedan para, para los misterios que conoceremos en el cielo.

La Biblia, sobre todo el Nuevo Testamento cuando Jesús aparece, los grandes hombres y mujeres de Dios abordan este tema y la persecución es un tema que está considerado dentro de la Biblia, dice porque se unieron contra ti, Poncio pilato, los gentiles, el pueblo de Israel y los romanos. ¿Que tenían en común estas personas? nada. Poncio Pilato, otro con los judíos, con los gentiles, con el pueblo más nada, pero se unieron y encontraron algo en común vamos a matar a Jesús, entre ellos no había nada en común, pero encontraron en común que tenían un odio hacia Jesús. Hoy en día eso sigue existiendo y lamentablemente a través de los medios informativos, y  porque ellos quieren que nosotros nos enteremos porque hacen videos, más que nunca hoy día los cristianos alrededor del mundo están siendo perseguidos. Y ya no es solamente Corea del Norte, y ya no es solamente China, y ya no es solamente uno o dos países del medio oriente, es decir, esto se ha extendido, se ha extendido y más que nunca los cristianos están sufriendo por su fe, y sufriendo delante una cámara donde son firmados cuando son degollados, cuando son prendidos fuego, cuando uno de sus familiares es matado para que esa persona reniegue de su fe en Jesús.

La Biblia contempla todo esto, Dios no está ajeno, tú dices y ¿porque no interviene? y ¿por qué no lo hace? y ¿porque esta gente no niega a  Cristo? sí, yo he  hablando con gente que no entiende nuestra fe, que no entiende nuestra relación con Dios y dice pero ¿como esta gente sigue fiel a Dios, cuando Dios no interviene en el momento que le van a pegar un tiro, cuando Dios no pone su mano cuando lo están por cortar el cuello? Yo le digo, es que tú no entiendes que nuestra fe trasciende a esta vida, tu no sabes que nosotros los creyentes tenemos una relación con Dios que hace que nuestra vida no termine con la muerte y que tenemos una esperanza de vida eterna y que si es necesario pagar con nuestra vida en ese momento nos vamos a la presencia de Dios.

Yo espero que, si en este momento me están escuchando, algunos de aquellos que están persiguiendo a cristianos, quizá tú persecución es simple, te burlas, pones motes, los aíslas, no les hablas. Eso sucede a veces en los Colegios, eso sucede a veces en los trabajos y podríamos hablar de aquellos que son los que empuñan un arma, los que matan, los que agreden, los que hacen fosas comunes con 200 cristianos. Son distintos niveles de persecución, tú dices entonces ¿está bien lo que estamos haciendo?, no está bien, no está bien y estás en un peligro constante porque Dios ama a sus hijos, y cuando tú tocas a un hijo de Dios, estás tocando a Dios.

Cuando el apóstol,  cuando Saulo de Tarso era un perseguidor de la iglesia, Jesús se le cruzó en el camino y una de las cosas que le dijo es “dura cosa te es dar coces contra el aguijón”, ¿Quién eres?,  yo soy Jesús a quien tú persigues, el apóstol Pablo no había tenido contacto directo nunca con Jesús, pero si estaba tocando lastimando, hiriendo, matando, sacando de los pelos de sus casas y llevándolos a las cárceles a los que creían en Jesús, y Jesús se lo tomó personalmente, él dijo: “¿porque me persigues?” así que mi mensaje para ti es arrepiéntete, vuélvete a Dios, pide perdón. Hay historias que resumen esto que yo te estoy diciendo, el apóstol Pablo, este mismo que mataba cristianos, se convirtió al cristianismo y después fue perseguido, y en una de las ocasiones en que lo persiguieron lo metieron en un calabozo, lo metieron bien al fondo, sus pies fueron atados con grillos, sus manos, Dios intervino, hubo un terremoto, la cárcel, la cárcel fue destruida, todo los presos fueron puestos en libertad, el carcelero, él que le había dado latigazos, golpes al apóstol Pablo, ahora vio lo que Dios era capaz de hacer por este hombre, y dijo: “¿qué tengo que hacer para ser salvo?” el apóstol Pablo dijo “cree en el señor Jesucristo y serás salvo tú y toda tu casa, todavía hay esperanza para ti, si tú has matado, si tú has blasfemado, si tú has hecho cualquier cosa en contra los cristianos, (como éste carcelero había hecho en contra de Pablo), tú todavía tienes posibilidad de volverte atrás, tú todavía tienes posibilidad” dice que este hombre le curó sus heridas, el mismo que lo había herido, curo sus heridas, las vendo y recibo de Pablo una bendición, una revelación de Dios que transformo toda su vida y toda su familia. A esos qué tú les estás pegando, a esos que tú  les estás matando. Ellos tienen el secreto que tú necesitas conocer. Así que hoy puedes arrepentirte, y acercarte a ellos, y pedirles que te cuenten la razón por la que ellos viven.

Y si tú eres alguien que está siendo perseguido, aquí en el occidente la persecución no es tan agresiva como, cómo, como el medio oriente. Como en Nigeria, como en China, como en otros lugares, pero no deja de ser persecución. Si tu estás siendo perseguido por tu fe, no bajes los brazos, haz lo que hizo aquel hombre que un día un perseguidor, el apóstol Pablo. Él siguió, el espero y el confió, estas son  las tres cosas que necesitamos hacer cuando estamos en un período de persecución. Porque son periodos, son periodos, no durara siempre este momento, en algún momento Dios intervendrá, y Dios hará justicia, y Dios pondrá su mano y Dios sacara su cara a favor de ti. Puedes esperar un terremoto, puedes esperar un movimiento que cambie todas las cosas como hoy las estás viviendo.

Y si en todo caso, la mano de Dios no llega, tu puedes ser como Esteban, Esteban murió apedreado, uno de los que dirigía a los que apedreaban, era el mismo apóstol Pablo, pero dice que él cuando estaba siendo apedreado, usó las palabras que sabía, que Jesús dijo en la cruz “no le tengas en cuenta este pecado” y alzando sus ojos dice que vio al hijo de Dios recibirle en el cielo, ¡Mira!,  de una u otra manera tú sales ganando, tú dices, para usted es muy fácil decirlo, usted está Dónde está, vive dónde vive y a usted no lo están pegando, a usted no lo están matando, a usted no lo tienen preso, es verdad no estoy en la situación que tú estás, pero tengo una palabra de aliento, de ánimo para ti. Dios no permitirá nada que exceda a tus fuerzas y a tu capacidad de reacción, y si Dios permite que esta gente llegue a llevar sus planes a cabo como lo hicieron con Esteban, los brazos de Dios te recibirán en el cielo, para un gozo eterno. Recuerda la vida que vivimos no es solamente los 70, 80, 90 o 40 años que vivamos en esta tierra, la vida, es decir esto es un paréntesis en la eternidad, esto es un paréntesis en la eternidad y tú estás dejando bien parado el nombre de Dios.

Ten confianza la iglesia en occidente ora por ti, los que no estamos sufriendo persecución lloramos, oramos, ayunamos por ti. Para que Dios te fortalezca, para que Dios te anime y para que la mano del golpeador sea cortada. Dios te bendiga en el nombre de Jesús.

Pastor Marcelo Rodríguez Marel

Iglesia Centro Cristiano El Renuevo, Ciempozuelos España


Previous post

EL Día Del Juicio Final

Next post

¿De Qué Nos Quiere Salvar Cristo?

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.