BienvenidaBlog

El Señor lucha por ti

El Señor lucha por ti

Éxodo 14:14 – El Señor peleará por ti, y tú callarás. En este versículo, Moisés les dice a los israelitas: “Jehová peleará por ti, y tú callarás”. En ese momento estaban parados al borde del mar Rojo y el ejército egipcio estaba detrás de ellos. Los israelitas aparentemente estaban en una situación imposible, pero el Señor mismo los trajo a esta situación. Dios quería dejar claro a los egipcios y a los israelitas que Él es el Señor, y que Él obtiene toda la gloria. Dios quería enseñarles a los israelitas que Él es su liberación y su salvación y que eran incapaces de escapar de la situación por sí mismos, tenían que esperar a que Dios actuara en su nombre. Dios ordenó sobre el viento del cielo y las olas del mar y abrió el mar y luchó en su batalla; se hizo cargo de ellos y el enemigo se ahogó en el mar.

Como creyentes, si aprendemos de esta explicación, nos cambia la vida de una manera poderosa. Cuando los cristianos confiamos en que Dios peleará nuestras batallas, nos ayuda a superar el pánico, el miedo, la negatividad y la desesperanza del enemigo. Hay momentos en que no podemos ver una forma de resolver un problema, una situación; nos lanzamos, como los israelitas cuando fueron arrinconados. Cuando no vemos una salida, debemos creer en la palabra de Dios como cristianos, que ninguna batalla es difícil de manejar para nuestro Dios.

Deberíamos estar quietos, callados, tranquilos en nuestras mentes y en silencio. No expresando miedo, pánico, negatividad y desesperanza, sino confiando que Él tiene el control y lucha por nosotros. Cuando Dios separó el mar rojo, proporcionó una vía de escape a los israelitas, Él hará lo mismo por usted y por mí. Permanece en su palabra y promesas. Nunca te dejará atrás. Nuestro Dios es victorioso y tú también si estás en Él. Necesitamos poner nuestra confianza en Él y dejar que Él pelee y controle todo.

Que Dios te bendiga y te ayude a caminar en Él y entender su Palabra. Amén


ShareShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
Previous post

¿Eres cristiano y luchas con la culpa?

Next post

El Fin de la soledad

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.