BienvenidaMarcelo Rodríguez MarelVideos

Dar y Recibir

Hola, Dios te bendiga, Buenas tardes, Qué gusto poder compartir una vez más este tiempo contigo, un tiempo de aclarar dudas, un tiempo de exponer la verdad de Dios y una verdad que también nos ayuda a vivir diariamente, cuando hablamos de Dios, cuando hablamos de La Biblia, cuando hablamos de una relación con Dios, no estamos hablando de algo utópico, no estamos hablando de algo que hacemos los domingos o algún día determinado, estamos hablando de que la relación con Dios, la relación con su palabra, la relación con otros, es algo diario y cotidiano. Y algo que envuelve diaria y cotidianamente  nuestra vida es el dar y el recibir ¿Qué dice La Biblia acerca del dar y recibir? que nace en nuestro corazón cuando hablamos de dar y recibir, la Biblia dice que dar y recibir es algo natural.

Jesús dijo en una oportunidad mejor es dar que recibir, un día escuché que era el lema de los boxeadores mejor es dar que recibir, yo no sé qué es lo que tú piensas respecto a esto. Cuando el diablo tomó parte en la historia de la humanidad metiéndose en el Edén, metiéndose en la relación que tenía Adán con Eva, una de las cosas que el sembró en el corazón de la humanidad fue el egoísmo. y el egoísmo es quebrado cuando Dios interviene para vencer al diablo y Dios comienza a dar, Dios le había dado al hombre y a la mujer un paraíso, un Edén, Dios le había dado al hombre y a la mujer la capacidad y la habilidad de administrar todo aquello que Dios les había dado, y el hombre y la mujer lo pusieron en las manos del diablo, y Dios volvió intervenir y se lo volvió a quitar de las manos del diablo y volvió a ponerlo en las manos del hombre. Volvió a vestirlos, volvió a cubrirlos, desde el inicio de la humanidad Dios Estuvo dando.

Ahora ¿Qué argumentos tengo yo para decirte que es bueno dar, compartir con otros? si tú eres un creyente, si tú eres una persona que cree en Dios, y que intenta día a día parecerse más a Dios. Este argumento que yo acabo de darte debería ser suficiente, si Dios da yo tengo que dar, si Dios dice que dar es bueno entonces yo voy a dar, me guste o no me guste, el problema surge si este vídeo lo están viendo personas que hasta el día de hoy no son creyente, que está el día de hoy no creen en Dios y lo que Dios diga o lo que Dios haga les tiene en muy poco cuidado. Aún si tú deberías tener en cuenta el hecho de dar y recibir, Dios nos ha creado para ser personas relacionales.

Un día hablando con un amigo, que se quejaba un poco de esto de dar, no, estamos animándole a dar, estábamos mostrándole que había personas que estaban en una condición peor que en la que él se encontraba, aunque él pensaba que no tenía nada para dar, intentamos mostrarle que él tenía mucho más, que él tenía dos piernas y había otros que no la tenías, que él tenía hoy algo para comer y que había otros que no lo tenían y no había forma. Entonces usamos un recurso que muy pocas veces falla, le digo imagínate qué tú vas caminando, Imagínate que tú vas caminando por la calle y ves este cuadro, un hombre que está sentado en la acera con un cartel en donde dice

“Necesito que me ayuden por favor, necesito alimentos” y hay otra persona que va caminando bien vestida, saca de su bolsillo dinero y se lo pone la canasta ¿ Cuál de los dos Te gustaría ser?, mi amigo dijo pues el que saca dinero del bolsillo y lo da, ay Dios ¿no te gustaría estar la otra posición? ¿No te gustaría estar en la posición del que recibe? me dijo No, porque el que recibe está perjudicado, porque el que recibe esta en una condición  inferior, le digo ¿entonces te gustaría ser de aquellos da?, si,  entonces de qué estamos hablando si hace un rato me estaba diciendo que no te gustaba dar, que no te gustaba compartir. Cuando nos ponemos en el lugar de otros, es donde surge esa necesidad de gratitud a Dios por lo que tenemos y el compartir.

El libro de Eclesiastés, el hombre más sabio que jamás existió en la tierra según lo que dice Dios, Salomón dijo “echa tu pan sobre las aguas y déjalo correr, porque a su tiempo lo recogerás”, la Biblia habla de sembrar. El pueblo hebreo era un Pueblo cuya economía estaba basada en la agricultura mayormente, ellos sabían lo que era sembrar, trabajar la Tierra y esperar el fruto.

Hay personas a tu alrededor que necesitan de lo que tú tienes, Hay personas a tu alrededor que tienen lo que tú necesitas; los cristianos,  Los creyentes necesitamos luchar en contra del egoísmo. El egoísmo es el que nos hace, como dice la Biblia retener más de lo que es debido, y la Biblia dice algo respecto a esto” el que retiene más de lo que es debido vendrá a pobreza”, tú dices no me cuadra. Es que las matemáticas de Dios son diferentes a las nuestras, y déjame decirte que las leyes que Dios estableció son las que rigen este mundo, la ley de la gravedad y tantas otras leyes, y esto es una ley, el que retiene más de lo que es debido vendrá a pobreza,  no estamos hablando en contra del ahorro, no está mal si tú tienes en tu cuenta bancaria o debajo del colchón un dinero reservado, por si se te rompe el coche, por si se te enferma un hijo, por si hay una eventualidad. Eso es bueno y Eso habla de una, de ser una persona bien, tú tienes tus ahorros.

El problema es cuando tus ahorros exceden a lo que algún día será una necesidad real en tu vida, y estás almacenando más de lo que es debido, privando a otros y privándote tú del privilegio de poder compartir con otros. Vuelvo a reiterar, Jesús dijo mejor es dar que recibir, y si Jesús lo dijo algún secreto debe haber detrás de esas palabras.

Jesús que conoce el mundo espiritual, nosotros mayormente conocemos el mundo natural, lo que podemos tocar, lo que podemos ver. Jesús conoce lo que se puede tocar, lo que se puede ver, y lo que no se puede tocar y lo que no se puede ver, que mayormente es lo que rige la vida de personas, lo invisible, lo intangible, alinéate con Jesús. Yo no te estoy diciendo que ahora vayas y regales y repartas, y le quites la wii a tu hijo y se la regales al vecino, y que le saqué los vestidos y los zapatos a tu esposa, y se lo regales a un, no estoy hablando de hacer locuras,  pero si ha de ser consciente, que el compartir es sano, es bueno, es saludable.

Cuando tu  produces un vacío en tu vida, es recién cuando Dios puede llenarlo,  y en el hecho de dar y compartir producimos vacíos, que luego no es lo que llena con un montón de otras cosas, y  yo te aseguro que el dibujar una sonrisa en la vida de un niño, de una familia, de una persona no tiene precio, no tiene precio. Tú que me estás escuchando, tú dices, yo sé de lo que me está hablando pastor, yo practico el dar, el compartir, yo comparto mis cosas y yo he visto esa sonrisa dibujada. Mira, Dios te bendiga no te canses de hacer el bien, como dice la Biblia” no nos cansemos de hacer el bien porque a su tiempo recogeremos si no desmayamos” Y tú qué todavía no has tenido la experiencia, tú  que la única experiencia que has tenido es de retener, de guardar, de esconder, por miedo, por temor, por inseguridad, Confía en Dios. Si tú confías en Dios, Dios será quién te guarde, quien te cuide, tú no tendrás que estar pendiente de tu vida, de tu economía, de tus cosas todo el tiempo. Las tendrás que cuidar en la medida que te corresponda, pero el resto y lo que tú no puedas hacer lo hará Dios en respuesta a tu generosidad y a tu buen Trato con otros. Practícalo  a partir de hoy y luego me cuentas. Que Dios te bendiga.

Pastor Marcelo Rodríguez Marel

Iglesia Centro Cristiano El Renuevo, Ciempozuelos, España


ShareShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
Previous post

¿Cuándo debo acercarme a Dios?

Next post

Dar en secreto

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.